P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

Siete parlamentarios laboristas de Gran Bretaña y 10 líderes sindicales de ese país, estadounidenses y canadienses se declararon en “estado de shock” tras su visita a Colombia, según informó Constanza Vieira (IPS). Entre los parlamentarios  se destaca el ex ministro de Defensa y ex portavoz del gabinete británico Peter Kilfoyle, quien renunció en 2000 por considerar que el entonces primer ministro Tony Blair no estaba cumpliendo el mandato del Partido Laborista. 

En un fuerte comunicado  leído en plena sede del parlamento colombiano, la misión parlamentaria y sindical acusó al gobierno del derechista Álvaro Uribe de ser presunto “cómplice en delitos de lesa humanidad”. “No tenemos dudas, dadas las evidencias recibidas, de que el gobierno colombiano de Álvaro Uribe y la fuerza pública son cómplices de abusos de derechos humanos”, dice el comunicado leído por la parlamentaria Sandra Osborne, del gobernante Partido Laborista e integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña.  “Además, estamos convencidos de que las actividades asesinas de los paramilitares son aprobadas y activamente apoyadas por el gobierno y el ejército“, leyó Osborne en referencia a las milicias de ultraderecha.

Foto Javier Bauluz/ Piraván

Foto Javier Bauluz/ Piraván

Según un informe de octubre de 2008 de Amnistía Internacional, en 2007 fueron asesinados fuera de combate 1.400 civiles. En 2006 los asesinados fueron 1.300. En el primer semestre de 2008, cerca de 270.000 personas huyeron de sus hogares, lo que constituyó un aumento del desplazamiento forzado de 41 por ciento respecto de 2007.  Además, desde mediados de 2002 han sido asesinados al menos 1.200 civiles indefensos para ser presentados como bajas de la guerra contrainsurgente, es decir éxitos militares. Y adema Amnistía Internacional dice que el Presidente Álvaro Uribe, debe cesar sus acusaciones falsas y peligrosas contra grupos de derechos humanos que critican a su gobierno

Por otra parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aseguró que en 2008 se registraron al menos 1.610 violaciones del Derecho Internacional Humanitario (DIH) en Colombia, perpetradas por “todas las partes” en el marco del conflicto interno de este país. Entre estas violaciones se produjeron al menos 300 casos de ejecuciones sumarias, 289 desapariciones …“.

Yves Heller dedicó un capítulo especial a la situación de los desplazados entre los 2,5 y los cuatro millones, más de la mitad son menores de 18 años. “Son niños, con las consecuencias que se pueden esperar para el desarrollo económico y social del país”, afirmó Heller. Aparte, advirtió, “más del 70 por ciento de los desplazados no pueden volver nunca a sus casas”, con lo que pasan de ser campesinos con tierras propias para ganarse la vida por sí mismos a pobres necesitados de la ayuda humanitaria en las ciudades, advirtió. “Los desplazados son el grupo de población más pobre de Colombia”, explicó.

Por otra parte Human Rights Watch y otras siete organizaciones pidieron al gobierno colombiano respetar y retractarse de declaraciones gubernamentales que ponen en riesgo a defensores de los derechos humanos.