P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

Sobre oficial de la Ciudad Autónoma de Melilla

Sobre oficial de la Ciudad Autónoma de Melilla

Melilla no es una ciudad cualquiera y eso se aprende en la escuela primaria. Melilla, junto a Ceuta, tiene un estatus administrativo diferente al del resto de las ciudades españolas. Melilla está en África; tiene el tamaño y la población equivalente a la de cualquier barrio pequeño de una gran ciudad y en ella conviven cristianos, hebreos, musulmanes e hindúes. Melilla, fontera sur de Europa, es la puerta de la esperanza para las personas que intentan emigrar. Por eso en Melilla hay un muro metálico ‘atrapainmigrantes’, centros de internamiento y un refuerzo especial de Policía y Ejército.

Eso es lo que se sabe de Melilla. Pero hay mucho más. El periodista Francisco Serrano ha elaborado un documental que ha tenido que publicar finalmente en Internet. Ninguno de los medios de comunicación a los que ha acudido ha querido emitirlo.

Serrano, despues de un año de solitario trabajo, hace en algo más de una hora una amplia disección de la Melilla que ha conocido trabajando en medios locales de la ciudad autónoma y que nunca le han dejado contar. El resultado es un cóctel de escándalos, presuntas irregularidades y delitos que van más allá de lo político, más allá de lo ético, más allá de lo moral, y a veces más allá de lo civilizado: la surrealista situación de los medios de comunicación, indicios de compra de votos a cambio de bonos de comida en elecciones municipales y generales, violaciones de derechos humanos y protocolos fronterizos, tortura a los inmigrantes, muertes sin explicar, mercadeo político por parte de todas las siglas, permisividad al narcotráfico y al mercado negro, exhuberancia ligada a la economía sumergida… y un largo etcétera. Todo oculto por el fino pero pesado manto de la censura. Todo en una ciudad española que se rige – o debería – por las mismas leyes y normas que cualquier otra. Todo contado con testimonios y documentación suficiente para soportar cualquier test de independencia periodística.

Melilla es una bomba de relojería que pone a prueba la capacidad pública y mediática de atajar problemas que son sobradamente conocidos allí pero que requieren soluciones complejas y medioplacistas. Es un error pensar que hablamos de asuntos locales. En este enclave se esconden casos como el de Hicham Bouchti, ex militar marroquí huido de su país al que España ha denegado el asilo, que protagoniza una de las historias de espías más rocambolescas y más oscuras que se puedan imaginar.

Tan compleja es Melilla que un periodista como Serrano siente la necesidad de justificar en una heterodoxa introducción al documental las razones que le han llevado a hacerlo y las presiones que ha sufrido por ello. Ése es el comienzo de este minucioso trabajo periodístico. Y, luego, todo lo demás.

RACHWA Periodista en Melilla
Puedes ver aquí la segunda y la tercera parte.

Francisco Serrano, autor de este documental, decidió abadonar la ciudad autónoma de Melilla después de la realización del mismo.