P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

Según ha comunicado la organización Greenpeace “los cuatro activistas de Greenpeace continuarán durante Navidad y Año Nuevo en la prisión de Copenhague donde fueron recluidos el pasado 17 de diciembre tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Dinamarca que ha rechazado el recurso presentado por Greenpeace pidiendo su libertad. Procedentes de España (Juan López de Uralde, Director de Greenpeace España), Noruega ( Nora Christiansen) Holanda (Joris Thijssen) y Suiza (Christian Schmutz), los cuatro fueron arrestados por llevar a cabo una protesta durante la cena de gala ofrecida por la reina Margarita II a los Jefes de Estado que asistieron a la Cumbre del Clima.

Imagen de previsualización de YouTube

La organización ha publicado el video del making off de la acción que los ha llevado a protagonizar este “21 días en la cárcel”.

Greenpeace ha condenado la decisión del Tribunal Superior danés y la califica como una “injusticia climática” y  ha reclamado a la opinión pública que continúe presionando para conseguir la liberación de los cuatro activistas, así como de otras personas que participaron en protestas pacíficas en Copenhague y que también continúan detenidas.

Fotografías de los activistas encarcelados junto al barco Rainbow Warrior en el puerto de Copenhague. Foto © Greenpeace / Maximilian Calabrese

Fotografías de los activistas encarcelados junto al barco Rainbow Warrior en el puerto de Copenhague. Foto © Greenpeace / Maximilian Calabrese

Greenpeace ha remarcado que la protesta que llevaron a cabo durante la cena de gala no fue ninguna operación sofisticada. Los materiales utilizados fueron sencillos. Por ejemplo, las identificaciones que Greenpeace colocó en los parabrisas de las limusinas alquiladas para llegar al banquete fueron sujetados con un par de calcetines. Una de las matrículas de los coches llevaba el logotipo de Greenpeace y el número 007, en referencia a James Bond. Las luces de policía que se pusieron encima de otro de los coches fueron compradas por internet y costaron 50 coronas danesas (6,70 euros).

A pesar de la decisión de la justicia danesa, la liberación de los activistas en prisión preventiva y en aislamiento, sigue siendo potestad del Jefe de Policía de Dinamarca”

Mario Rodríguez, Director de Campañas de Greenpeace España.- ” La policía insiste en retenerlos en prisión hasta el 7 de enero de 2010. Privarles de pasar estas fechas con sus familias es una condena sin juicio y parece más un acto de venganza”.