P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

  • El documental To shoot an elephant , sobre la última invasión de Israel en la Franja de Gaza,  se proyecta durante el día de hoy en más de 300 ciudades de todo el mundo.
  • P+DH emite hoy el documental que también podrá  verse a través de diferentes plataformas on line como Youtube, Pluralia.tv o DotSub.

Documental completo

Justo hoy, 18 de enero, hace un año de que Israel firmara el fin de la Operación “Cast Lead” (Plomo Fundido), tras 21 días de bombardeo contínuo sobre la población palestina de la Franja de Gaza, donde murieron más de 1.100 civiles. Durante los ataques, Alberto Arce y Mohammad Rujailah rodaron un documental que da testimonio sobre los efectos de las bombas y el sufrimiento en la franja de Gaza durante el ataque.

Ya en noviembre hablamos de To shoot an elephant, tras su estreno en el Festival Internacional de Cine de Gijón. Ahora, en este aniversario del fin de los bombardeos, P+DH se une al Global Screening de To shoot an elephant que tendrá lugar, según señala Arce, en “casi 300 proyecciones simultáneas en todo el mundo hoy, un año después del alto el fuego, para recordarle al mundo que Gaza sigue asediada, sin reconstrucción, y sin que la Comunidad Internacional haya movido ficha ni tomado cartas en el asunto lanzando un mensaje alto y claro. Si alguien bombardea Gaza durante tres semanas y dicho comportamiento no tiene consecuencias, puede volver a suceder en cualquier momento. Bombardear Gaza es gratis y recibe el apoyo implícito de toda la comunidad internacional. Se trata de una proyeccion para romper el silencio y contra la impunidad”.

Casi 300 proyecciones organizadas en diferentes partes del mundo desde varias ciudades latinoamericanas de Argentina, Bolivia, Chile, Uruguay, Venezuela, Colombia, El Salvador, Ecuador,  pasando por Suiza, Finlandia, Turquía, Túnez, Marruecos, Jordania, Líbano, Alemania, Francia, Grecia, Inglaterra, Irlanda, Israel, India, Italia, Malta, Polonia, Portugal, Tailandia, Suecia, Estados Unidos y Sudáfrica, entre otros. Asimismo, en España, más de 120 ciudades se unen a este Global Screening. Se puede  consultar el listado de ciudades, horarios y sitios donde se proyectará el documental a lo largo del día de hoy.

El documental, registrado bajo licencia Creative Commons,  para que  “transcienda los límites de quienes lo producen y se convierta en material de quien lo ve” está diponible a través de diversas plataformas on line (DotSub, Pluralia.tv, Vodo, Naranjas de Hiroshima, Visionon.tv, Hayattv, Youtube). Además, esta acción global se presenta como un precedente en España ante otras formas de distribución y difusión de material audiovisual y periodístico.

Para apoyar este trabajo, también se puede comprar una edición especial multilingüe en 15 idiomas de To shoot an elephant o hacer directamente una donación para que el proyecto siga funcionando.

Actualización, 19 de Enero 2010

Proyección en Sevilla
por Antonio Rull.

Alrededor de setenta personas fueron las que ayer, 18 de enero, asistieron a una de las proyecciones de “To shoot han elephant”. En un gélido salón de actos de la Facultad de Psicología, de Sevilla, Mª Jesús nos introdujo a todos los presentes en lo que supuso la “operación plomo fundido” de la que trata el documental, así como del asedio que Israel hace en la franja de Gaza con la complicidad de la comunidad internacional.

Recientemente ella estuvo en Egipto junto con 1.400 personas más, de todos los lugares del mundo, intentando entrar en Gaza para manifestarse. No lo consiguió por tierra, pero aludió a la sensación de masa y de familia que acompaña a un grupo de 1.400 personas, y la fuerza que eso te da para seguir adelante. “En Egipto la misma policía intentaba frenarnos en nuestras manifestaciones a la vez que nos hacía el símbolo de la victoria, como diciendo ‘por fin alguien le dice a Egipto algo sobre Gaza'”.

Mª Jesús explicó que Alberto Arce iba en un barco con el “International Solidarity Movement” que logró entrar por mar a Gaza. “Los barcos que se acercaban eran abordados, se les ametrallaba… pero ellos lograron llegar”. “El conflicto que Arce grabó no fue real, es sólo una visión parcial (…) él estaba con las ambulancias de, probablemente, un hospital de Fatah, por lo que ahí no llegaban tanto heridos como a los otros hospitales que sí sufrieron realmente la ofensiva israelí”, avisó a los presentes.

El público presente pudo asistir a la visión del director asturiano. Los niños fueron probablemente los que más ternura, compasión y tristeza causaron en la sala, riéndose con los niños que le preguntan a Arce por qué les estaba grabando, y quitando la mirada de la pantalla cuando a uno de estos le limpian los orificios nasales justo después de su muerte, en una camilla del hospital donde Arce estaba. La fascinación e impotencia también se notaron al ver cómo se disparaba a unos camilleros, en una de las escenas fundamentales de esta cinta.

Una vez acabada la proyección, y casi sin tiempo para compartir ideas, uno de los presentes, de avanzada edad, afirmó sentir “asco de ser europeo” tras lo visto. “Efectivamente como dice el chaval último, esto no es sólo culpa de Israel, es culpa de la comunidad internacional”. Poco más se puede decir, pero sí hacer mucho por cambiar