P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

Entrevista a Enric González.

Su talento de pluma afilada y espíritu independiente le valieron el pasado 2009 el Premio Cerecedo, concedido por sus colegas europeos.  Ha sido corresponsal en Nueva York, Londres, Washington, París y Roma. Enric González ha aprendido a reír a la par que ha conocido el lado más oscuro en Ruanda, la guerra del Golfo o el septiembre neoyorquino del 2001. Hasta finales del año pasado sus lectores pudieron seguir sus agudas reflexiones en la columna de la antepenúltima de El País, el diario que le acaba de enviar como corresponsal a Jerusalén.

Hace unas semanas el programa TESIS de Canal Sur 2, se encontró con Enric durante su visita a la Universidad de Córdoba para participar en el ciclo El siglo XX: modernidad, barbarie y democracia. El resultado, esta entrevista en la que habla de su carrera y la actual situación de la información, entre el espectáculo y el negocio.

Vía Periodismo Preventivo

(7) Comentarios

  1. [...] Enric González: "El periodismo y el negocio son compatibles pocas veces”  http://www.pmasdh.com/2010/02/enric-gonzalez-el-periodismo-y-el-neg…  por Danjuro hace 2 segundos [...]

  2. Liverpool's Kid

    Hay tantas cosas que no puedo entender sobre este oficio… es como vivir dentro de una gran conradicción. Mientras una gran mayoria de autores consagrados habla sobre la crisis del periodismo en general y muestra que, en estos momentos, casi son más las virtudes que los defectos. Las nuevas generaciones (una gran mayoría) solo saben asentir con la cabeza y tragar con todo eso que el director de circo opina que es mejor, siempre en terminos económicos. Y así nos luce el pelo, si los pezqueñines del oficio olvidan, ignoran o desconocen la responsabilidad que se adquiere con el mismo (mi teoría es que no se les enseña donde tiene que enseñarse) lo unico que nos queda es una socidad a crítica, egoista e irresponsable: incapaz de seguir cualquier relato que les saque de su mundo de pubs, discotecas y muebles del ikea. Es responsabilidad nuestra hacerlos despertar?? A quién hay que abofetear para que el circo mediatico deje de ser eso, un circo??

  3. Liverpool's Kid

    ahora que releo veo mi cagada: “son más las virtudes que los defecto”…. haganlo a la inversa

  4. parado

    a mi lo que me hace gracia es escuchar a los del tapón, los que se han sentado y hasta que se mueran no dejarán un milímetro libre del espacio agarrado, con sus cuotas, que se pasan todo el día reflexionando mientras decenas de jóvenes trabajan gratis, los afortunados, en esos medios que han llevado la profesión a la situación actual en la que se encuentra…50 maestros ante los que postrarse en espera la varita mágica, el apellido o resultar elegido…

    da pena, la verdad, ese castigo como corresponsal en Jerusalén. Debe ser muy duro ser periodista y que el EL PAIS te envie de corresponsal a Jerusalén. Todo un castigo. como si eres cocinero y te ponen a fregar suelos….vamos, lo mismo… es como una suspensión de empleo y sueldo, no??

  5. Maravilloso. Qué pocos periodistas hay como Enric.

  6. [...] González, en esta entrevista emitida en Tesis, un programa de Canal Sur [...]

  7. Marcos

    Yo creo que Enric dice cosas muy sensatas; sobre todo eso de la conformidad. Y es una novedad que no sólo le achaque la conformidad a los medios: parte de la culpa la tienen los receptores. Quizá la cosa sea, como todo, algo más complicada, y es posible que, poco a poco, los medios hayan adocenado a los recptores. En todo caso, hoy en día, el acceso a Internet -que, en mi opinión es el gran espacio de libertad- puede paliar, esperemos, los males del “consumo” mediático; porque, a fin de cuentas, no hay más que eso, como bien dice Enric: espectáculo. Y el periodismo, parece obvio, tiene muy poquito que ver con el espectáculo; para eso ya está el circo.

    Sobre los periodistas jóvenes… Qué decir. Yo siempre he sostenido que aprender periodismo es algo sencillo; ni siquiera son necesarios tantos años de universidad. Basta conocer los resortes de la escritura periodística y después entrenarse uno en los medios, que es donde uno espabila de verdad. lo que si convendría machacar, es, y lo digo auqnue a estas alturas se me puede tachar de ingenuo, la ética del periodista, algo que la mayoría olvida para acercarse al negocio. El periodismo es, en cierto sentido, el conocimiento del mundo que nos toca vivir, cosa que no tiene nada que ver con el negocio, con el “mercadeo”, con la pasta: intuyo que la gente quiere tomates; hago un estudio de emrcado, si procede, y monto una verdulería; con el periodismo esto no se puede hacer, porque la gente no pide, lo insinúa Enric, realidad, una cosa difícl de consumir, que puede, las más de las veces, enfrentarnos a todos con la miseria y la estupidez humanas. De ahí que los periodistas -en un mundo soñado, tal vez- deban evitar sucumbir a tentaciones varias: la gente puede pdeir morbo y cachondeo, pero se equivocan de surtidor; el periodista sólo puede (es un decir) y debe ofrecerles conocimiento. En ese sentido, el periodismo está muy cerca de la ciencia y de la filosofía. Lástima que para muchos los periodistas sean sucedáneos de “enterteiners”.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa