P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

  • “Y así, como hormiguitas, como artesanos de la información llevamos tres años en Periodismo Humano, visibilizando a miles de personas que siendo receptores de los medios, nunca pensaron que aparecerían en la portada de uno de ellos, y en el que se reconocen sintiéndose respetados en su dignidad”

Que alguien te acompañe hasta una encrucijada de caminos inexplorados, que te descorran las cortinas para descubrir un mar de posibilidades, que muchas personas derriben muros para constatar que sí se puede; que no hace falta que nadie nos reconozca como artista para ser capaces de crear, que aunque tristemente no hayamos crecido acompañados de la certeza de sabernos inventores nunca perdemos la inherente capacidad de pensar y de  decir en voz alta que hay otras formas de convivir. Y en la mayoría de las ocasiones, es sólo cuestión de suerte cruzarnos con esas personas que nos revelan que lo más divertido en esta vida es recorrerla encontrándonos con los otros, y el mayor arrojo ser capaces de ponernos, tan naturalmente como el respirar, en el lugar del otro. Personas que nos regalan la herramienta más valiosa, la que deberían recordarnos cada día en el colegio, la de vivir sabiendo que sí es posible.

Porque yo tuve esa suerte y conocí a Javier Bauluz dando la cara por los derechos de los inmigrantes en España, tan rebelde como para no tener miedo a alzar la voz cuando pocos lo hacían contra el gobierno que inventó la caza del inmigrante, el de Aznar, y que los demás han perpetuado hasta hoy, no me extrañó cuando empezó a compartir conmigo su nuevo proyecto y decirme que “Internet era el presente y no el futuro” como se decía allá por 2004 (cualquiera diría que hace menos de una década), y que si los medios de comunicación tradicionales habían decidido darle la espalda a los temas sociales, a los derechos humanos… los periodistas debíamos retomar el control de nuestro oficio, crear nuestros propios medios y recuperar el servicio público haciendo llegar la información directamente a los ciudadanos y ciudadanas.

Y así comenzó todo, primero a través de una productora audiovisual, y después a través de Periodismo Humano. Distintos formatos con un mismo objetivo, tan antiguo como nuestro oficio, el de contar lo que nos está ocurriendo, especialmente a las personas en situación de vulnerabilidad, para que la ciudadanía podamos actuar consecuentemente y en libertad. Informar con independencia, honestidad y calidad, exprimiendo todos los recursos que tenemos a nuestro alcance para hacer lo importante interesante. Y todo ello huyendo de la epidemia ombliguista que recorre a nuestra profesión: los periodistas no debemos ser la noticia ni los objetivos de los focos. Los protagonistas del periodismo son los de nuestros reportajes.

Y así, como hormiguitas, como artesanos de la información llevamos tres años en Periodismo Humano, visibilizando a miles de personas que siendo receptores de los medios, nunca pensaron que aparecerían en la portada de uno de ellos, y en el que se reconocen sintiéndose respetados en su dignidad: mujeres indígenas, pobres, que han pasado años presas acusadas de falsos abortos en México, congoleños que fueron deportados,, engañados e ilegalmente por España después de llevar tres años esperando en el limbo jurídico que es Melilla, glorias benditas de mujeres y hombres que ponen en común lo poco que tienen y su talento y experiencia para echar una mano al que lo necesita, los ciudadanos sirios que se convirtieron en camarógrafos y periodistas ciudadanos para que la comunidad internacional no pueda decir en el futuro que no sabía cómo están masacrando en estos momentos a su pueblo, los mismos que pusieron en riesgo su vida para salvar la de compañeros periodistas extranjeros atrapados en Homs,  los habitantes del metro de la ciudad más rica del mundo, los sin hogar de Nueva York….

La empatía, conocernos los unos a los otros, la capacidad de supervivencia y superación, los vínculos amorosos que nos unen con nuestra familia y amigos, las respuestas organizadas desde la base con la que millones de personas se plantan ante la injusticia, el empobrecimiento, el ninguneo, las agresiones de sus gobiernos y élites económicas…  Ponernos nombre y rostro, narrarnos, identificarnos los unos a los otros y así identificarnos como seres humanos, vivos, llenos de sueños y futuro, enganchados a la vida por la esperanza y el mañana… Y perdernos el miedo, la base de la construcción de un mundo solidario y respetuoso. Un periodismo ejercido desde la responsabilidad de saberse fuente informativa de los historiadores, un periodismo escrito desde la formación en planteamientos como la educación para la paz o la comunicaión para el desarrollo, un periodismo que no olvida que casi la mitad de la humanidad es ninguneada, violada, golpeada, arrinconada y en el peor de los casos asesinada simplemente por ser mujer, un periodismo que tiene en el enfoque de género una razón de ser, un periodismo que desprecia al falso periodismo que se burla de la ciudadanía, que malversa el tiempo de sus lectores, oyentes o televidentes con falacias en forma de declaraciones y respuestas a declaraciones de políticos que aprovechan esas tribunas para darnos circo, más peligroso si cabe que la llamada televisión basura por no ir envuelta en halos de seriedad y relevancia. Un periodismo que nos presenta a personas de todo el mundo, sin reducirla a su condición de víctima, pobreza u otras carencias… Un periodismo  que les devuelve una mirada de respeto, que los narra desde su integridad y sus fortalezas.

Deberíamos recordar cada día la cantidad de obstáculos que la mayoría de las personas tienen que superar desde que se levantan hasta que se acuestan para salir adelante, y reconocerles su capacidad resolutiva, sus agallas y su generosidad. Millones de personas que escriben un ejemplo de superación diariamente.

Cuando empezamos en 2009, la crisis ya era latente en España, pero en estos tres años hemos sido testigos de cómo estos ejemplos se han multiplicado también en nuestro país: ejemplos de dignidad que tienen en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en el 15M como músculo innegable de este movimiento y de la reactivación de la protesta ciudadana, y en los Yayoflautas tres ejemplos de nobleza, corresponsabilidad con nuestro presente y futuro. Personas reuniéndose para compartir ideas, escucharse, recuperar el espacio público, proponer formas de convivencia desde el respeto y la solidaridad. Y en el caso de los desahucios, personas que juntándose, apretándose las unas contra las otras -algo tan sencillo, ¿verdad?-, han logrado algo tan titánico como conservar un techo para muchas familias y a otros millones, demostrarles que es la avaricia de unos cuantos la que ha dejado sin posibilidad de pasar a la etapa adulta, a la emancipación real a más de la mitad de los jóvenes de este país,  la que nos ha llevado a tener que ser testigos de cómo ancianos y ancianas miran hasta el último céntimo para comprar un paquete de arroz en el supermercado, después de una vida de trabajo, para darles de comer a sus hijos y nietos, y ver cómo niños pasan hambre en este país que hasta hace nada se vanagloriaba de construir “Calatravas” en cada capital de provincia.

Y sobre su pobreza, futuro robado y dolor, algunos políticos se esfuerzan como si no hubiera un mañana en despojarnos de lo mínimo que conseguimos en estos treinta años de democracia: unos servicios públicos que en la salud y en la educación nos tratara con igualdad, empleándose a fondo en tan indigna tarea con los impuestos de sus propias víctimas.

Por eso, los afectados por la Hipoteca, el 15M, los defensores de derechos humanos de los inmigrantes, las personas que diariamente ayudan al otro frente a un gobierno que estudia perseguir el deber de auxilio al prójimo en el caso de la inmigración, son portada habitual en Periodismo Humano. Porque el periodismo es la mejor vía para adentrarse y entender la infitinita diversidad de lo humano. Por ello, la solidaridad, la lucha por la justicia y la dignidad, por la educación y la sanidad deben ser y son noticia en Periodismo Humano.

Pero solos no podemos, necesitamos del apoyo económico de la sociedad civil, de cada ciudadana y ciudadano que pueda, para seguir informando sobre lo que ocurre en el mundo, sobre lo que nos pasa y cómo respondemos ante ello. Para seguir informando sobre lo que importa y no sobre lo que les interesa a los poderes económicos y políticos que han marcado la agencia informativa de este país hasta que las redes sociales e Internet no le dejaron otra alternativa a los medios de comunicación tradicionales que volver la mirada hacia sus lectores, esos que no pueden permitirse los muebles ni la ropa de diseño con la que llenan sus páginas en lugar de con las calefacciones que no se han podido encender este invierno o con los inmigrantes que siguen encerrados en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) donde ni la prensa ni la mayoría de las organizaicones sociales podemos entrar por orden expresa del gobierno español. Tenemos derecho a saber y desde Periodismo Humano vamos a seguir intentando contarlo lo mejor que podemos y sabemos. Porque lo que hemos aprendido con Periodismo Humano es que “sí se puede”.

Gracias por este reconocimiento que le dedicamos al compañero Enrique Meneses , recientemente fallecido, por su inspiradora trayectoria profesional pero sobre todo por su contagiosa pasión por el oficio, generosidad e ilusión. También se lo queremos dedicar a  a todas las personas que se ponen diariamente en el lugar del otro y luchan porque ese lugar sea un sitio menos egoísta, más justo y más alegre.

El premio Solidaritat y la mención especial al activista Eduard Soler

El premio Solidaritat, que IDHC entrega desde 1987, está dirigido a aquellas personas sobre las que ponemos el foco en Periodismo Humano, ciudadanos, ciudadanas y entidades destacadas por su lucha a favor de los derechos humanos. Y este año de las 19 candidaturas presentadas, el tribunal ha querido reconocer en esta ocasión a la Fundació Quatre Vents, una fundación privada que trabaja desde hace veinte y cinco años para mejorar la situación y el futuro de los niños en situación de riesgo y exclusión social y de sus familias.


El jurado destaca que “la Fundació Quatre Vents desarrolla su labor de atención a la pequeña infancia con una perspectiva global de sus derechos, centrada no sólo en la atención a los niños y niñas más pequeños, también en sus familias y especialmente en las madres solas en situación de riesgo, mediante diferentes proyectos de atención e integración social. La Fundació Quatre Vents ha compaginado su atención a la infancia con una actividad imprescindible de divulgación y sensibilización social en torno a los derechos de la infancia. Aparte de su trabajo constante, eficiente y sensible, tampoco ha descuidado nunca la conexión con otras entidades que trabajan para las personas con riesgo de exclusión, niños y adultos”.

Un premio que en anteriores ocasiones ha reacaido en el histórico sindicalista y luchador social Álvaro García Trabanca, en el Banco de Alimentos, la FundacióSURT o el activista por los derechos de la infancia Jordi Cots.

El tribunal del Premio Solidaritat ha otorgado también una mención honorífica a título póstumo a la activista Eduard Soler “en recuerdo a su firme compromiso y constante lucha por un mundo más justo y en paz”.

(8) Comentarios

  1. [...] “Y así, como hormiguitas, como artesanos de la información llevamos tres años en Periodismo Humano, visibilizando a miles de personas que siendo receptores de los medios, nunca pensaron que aparecerían en la portada de uno de ellos, y en el que se reconocen sintiéndose respetados en su dignidad”. Sigue leyendo [...]

  2. B eatriz Rojas

    Muchas felicitaciones por el premio que se les ha otorgado, merecido lo tienen, ya que la labor que ha emprendido Periodismo Humano es muy valiosa y con mucho profesionalismo, es un trabajo de informacion que no esta manipulada por las grandes corporaciones, quienes presentan las acontecimientos de manera tan tergiversada para llegar al convencimiento del los pueblos de lo que ellos quieren que se sepa.
    Periodismo Humano presenta la informacion de manera grafica, sin parangon, argumentos solidos y polemicos.
    GRACIAS POR SU FABULOSO TRABAJO.

  3. Felicitaciones de verdad , gracias a esto es que la verdad del pueblo y miles de cosas que unos no muestran el perodismo lo hace :)

  4. Gracias 1 por la motivacion de la prensa esta siendo cada vez una de las ramas que mas llama en los medio :=)

  5. paula

    Felicidades y gracias por vuestro trabajo

  6. Ricardo Gordo Muskus

    Desde Colombia mis sinceras felicitaciones y un llamado a seguir pa´lante….buscar la victoria y la lucha por los derechos y deberes ciudadanos a través de periodismo que busque cada día la dignidad, esa que el mundo global, aveces hace desaparecer.

  7. Patric

    Enhorabuena. Espero que tengáis cuerda para rato.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa