P+DH – el blog de la redacción de periodismohumano

Los ganadores del Premio Tiflos 2012


Entrega de los XV Premios Tiflos de Periodismo
16 de julio del 2013

El Mundo, Radio 5, www.periodismohumano.com y Vallés Oriental Televisión son los ganadores

Para el vicepresidente de la FAPE, Aurelio Martín, el compromiso social de estos profesionales es esencial para seguir “construyendo y sujetando la profesión periodística”

La ONCE ha entregado los galardones de la XV edición de sus Premios Tiflos de Periodismo, en un acto presidido por Aurelio Martín, vicepresidente de la FAPE, y por Teresa Palahí, vicepresidenta de la ONCE.

Los galardonados en esta edición han sido el diario “El Mundo”, Radio 5, www.periodismohumano.com, y Vallés Oriental Televisión, en las modalidades de Prensa, Radio, Periodismo Digital y Televisión, respectivamente.

Los Premios Tiflos destacan aquellos trabajos que apuestan por el periodismo social y que, publicados durante el año 2012, han sido capaces de reflejar los valores relacionados con la integración y normalización de las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, así como la supresión de las barreras físicas y mentales que, en ocasiones, afectan a quienes no están en situación de valerse en igualdad de condiciones.

Unos premios que, tal y como ha expresado el vicepresidente de la FAPE, Aurelio Martin, constituyen un “compromiso social de todos estos profesionales, periodistas que se dedican a contar historias reales de su iguales, esenciales para seguir construyendo y sujetando la profesión periodística”.

Por su parte, la vicepresidenta de la ONCE, Teresa Palahí, ha hecho hincapié en la importancia del periodismo social para la Organización, puesto que “es uno de los recursos con los que contamos para mostrar las diferencias sociales y simbolizan la razón de ser de la ONCE y su Fundación”. Según ha asegurado Palahí, “afortunadamente el tratamiento de la discapacidad a través de los medios cada día es más correcto, aunque hay que seguir trabajando para eliminar algunos prejuicios que todavía existen”. Más
______________________________________

(Rober Amado)

En la XV edición de los Premios Tiflos de Periodismo de la ONCE y en la categoría de Prensa digital, el jurado ha premiado el trabajo publicado en Periodismo Humano titulado “Daño  cerebral, historia de una epidemia”, elaborado por María Sanz Verdugo y Roberto Amado Pazos.

Familiares, expertos y afectados por parálisis cerebral componen un relato sobre esta enfermedad, de la que el jurado destaca el valor de “tratar un problema oculto y acercarlo a la realidad. Relata una historia que le puede pasar a cualquiera, y desde un ámbito personal es capaz de trascender a la esfera de un tema de trascendencia global”.

María y Roberto han comentado:  ”Nos hace mucha ilusión, y nos motiva para seguir adelante. Y agradecemos a  Periodismo Humano el apostar por un tema así. Que hay muchas historias que contar, y que merece la pena”.

“El Mundo”, Radio 5 y Vallés Oriental Televisión son los ganadores en las modalidades de Prensa, Radio, Periodismo  y Televisión, respectivamente.

Cada una de las categorías galardonadas obtiene un premio de 9.000 euros. Los Premios Tiflos destacan aquellos trabajos que apuestan por el periodismo social y que, publicados durante el año 2012, han sido capaces de reflejar los valores relacionados con la integración y normalización de las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, así como la supresión de las barreras físicas y mentales que, en ocasiones, afectan a quienes no están en situación de valerse en igualdad de condiciones.

En las categorías de Prensa y Periodismo Digital, el jurado estuvo compuesto por Alberto García Reyes (ABC Sevilla); Ana González Vera (Granada Hoy y miembro de 1001medios.es); Almudena Doménech (Agencia Efe), David Fernández (Radio Nacional de España);  Alejandra Agudo (El País);  Rafael Latorre (www.zoomnews.es), Chus Neira (La Nueva España); y Lucía de la Fuente (Madriddiario.es).

Tiflos de Prensa Escrita 

Los miembros del jurado de la categoría de Prensa Escrita han valorado como el mejor de los trabajos presentados el titulado “Una clase de sonrisa”, escrito por Pedro Simón Esteban, y publicado por el diario “El Mundo”. El texto relata la historia de un joven al que un disparo de escopeta le destroza la cara y cómo, tras muchas operaciones y situaciones médicas complicadas, ahora se enfrenta a problemas para encontrar un trabajo y para recuperar su autoestima.

El jurado destaca de la entrevista “la contundencia de una buena historia, contada con un tratamiento exquisito, con una excelente puesta en página, alejada del dramatismo, y que además que engancha y divierte”. Asimismo, el jurado ha hecho una mención específica a la fotografía que acompaña al texto, “que completa y complementa  a éste y le dota de una gran fuerza”.

Tiflos de Radio y Televisión

En el apartado de Radio, el trabajo ganador ha sido el realizado por Patricia Costa Grande, emitido en el programa “Tolerancia cero”, de Radio 5 de Radio Nacional de España, en el que cuenta cómo los recortes han afectado a José Luis Mora, un universitario que maneja su silla de ruedas eléctrica con la barbilla, y que ha perdido el apoyo sociosanitario que le prestaba la Universidad.

El jurado destaca que “refleja la actualidad y la realidad de los efectos de los recortes sobre un universitario con discapacidad y, con un montaje muy bien organizado y con buen ritmo, muestra el esfuerzo del protagonista, la entrega y la lucha de sus padres y la solidaridad de muchos compañeros”.

Por su parte, en la categoría de Premios Tiflos de Televisión, el jurado ha premiado al reportaje “Capacitats”,  de las periodistas Bárbara Arco y Beatriz Amado-Loriga, emitido por Vallés Oriental Televisión, que trata sobre el día a día de personas con discapacidad intelectual. El jurado ha destacado que “refleja cómo es posible la autonomía de estas personas y saca a la luz la independencia que desean”, además de “una esmerada producción, muy elegante y muy cuidada”.

El jurado de Radio y Televisión ha estado compuesto por Sebastián García Canal Sur TV); Patricia Gijón (Onda Cero);  Juan Carlos González Guerrero (La Sexta); Lorenzo Ramírez (13TV); Santiago Acosta (Telemadrid); Inma Guerra Paz (Gowex); y Olga Lambea (TVE).

Los premios, dotados con 9.000 euros en cada una de las categorías, se entregarán en un acto público que se celebrará próximamente en Madrid.

_____________________________________

Ver el reportaje  en Periodismo Humano

Detalle de una de las reuniones en las que participan personas con DCA en TRACE

Daño cerebral, historia de una epidemia silenciosa

26.10.2012 ·  · María Sanz · Fotos:: Rober Amado

Entre 300.000 y 400.000 personas tienen daño cerebral adquirido (DCA) o epidemia silenciosa, como le llaman los afectados y los que conviven con ellos, es una de las principales causas de discapacidad en España y, aún así, una de las más desconocidas.

Leer más

Reproducimos la nota de prensa de Punto Radio con la información de los Premios Protagonistas 2011:


Un año más, PUNTO RADIO organiza la decimoquinta edición de la entrega de los premios PROTAGONISTAS DEL AÑO, a aquellos personajes que han destacado, dentro de su especialidad, durante el año 2011.

La entrega de premios, tendrá lugar el próximo lunes, 14 de noviembre en el Palau de Congressos de Catalunya. La celebración, cuyo anfitrión es D. Luis del Olmo, estará acompañada de la tradicional fiesta gastronómica del Botillo.

A continuación, después del fallo del jurado, detallamos los
premiados en las diferentes categorías de esta edición:

PRENSA INTERNET: Javier Bauluz
Javier Bauluz ha sido el primer español que ha recibido un Premio Pulitzer.
Como fotoperiodista, ha cubierto conflictos y dramas humanitarios en
Centroamérica, África, los Balcanes y Oriente Medio. Su importante labor se
concreta en la fundación y dirección de “Periodismo Humano”, un medio de
comunicación digital con enfoque de derechos humanos.

PERIODISTA: ANA PASTOR
Por ser una periodista directa, libre e imparcial, con personalidad y sin pelos en
la lengua y llevar el periodismo televisivo matinal a sus más altas cotas.
Gracias a su presencia, los desayunos de TVE nunca están descafeinados.
.
MÚSICA: José María Sanz Beltrán, LOQUILLO
Por demostrar en carne y hueso que es un cantante incombustible, por el que
no pasan los años, y ofrecer un perfecto ensamblaje de música y poesía en su
último disco, en homenaje a la poesía de Luis Alberto de Cuenca.

LITERATURA: Albert Espinosa

Por haber cubierto con éxito sobresaliente las múltiples facetas de la literatura,
en el teatro, en el cine, en la televisión y en la novela, y demostrar cómo se
puede llegar a la categoría de escritor total, gracias a la inspiración, la
creatividad y el instinto de superación.

TELEVISIÓN: Carlos Sobera
Por ser la imagen más popular en los concursos y programas televisivos de
entretenimiento. Ha demostrado su estilo, su buen hacer y su dominio de la
cámara en multitud de ocasiones, y tiene su vitrina llena de merecidos
galardones. Un año más, Carlos ha sido Protagonista en la televisión, por esto
recibe este merecido premio.

CINE: José Coronado
Por ser un actor de una pieza, con una presencia poderosa, que se impone
ante la cámara y que llena los escenarios. Su interpretación está llena de
matices, recrea perfectamente el carácter los personajes, y se adapta a ellos
como una segunda piel.

SERIE TV: Juanjo Artero
Desde la mítica serie Verano Azul hasta la más actual de El Barco, Juanjo
Artero ha demostrado ser un actor indispensable en las series televisivas.
Aquel Javi de Verano Azul ha crecido y hoy es el Capitán Montero en el Barco.
Sigue siendo un formidable actor, y este premio se lo ha ganado a pulso.

HUMOR: Carlos Latre
Es el gran transformista del humor, lo suyo es más que la imitación de un
personaje, es la recreación de su apariencia externa y de su personalidad
interior. Lleva el instinto de actor en la piel, y se ha convertido en un humorista
indispensable e inimitable.

RADIO: Jaume Segalés
Un profesional de altura, que siempre ha sabido estar en el tajo, que ama la
radio por encima de casi todas las cosas, y que ha sabido ganarse a pulso un
puesto entre los grandes, con constancia, ilusión y tenacidad.

EMPRESA: Antonio Vázquez (IBERIA)
Por comandar con mano firme nuestra aerolínea de bandera y haberse ganado
el respeto internacional por su papel en la fusión de Iberia con British Airways,
situándola entre las primeras del mundo.

PRESENTADOR TV: Jordi González
Por demostrar año tras año que además de ser un presentador con ironía y
finura, es todo un fenómeno televisivo que arrasa en las audiencias. Por
muchas vueltas que da la noria televisiva, siempre estará ahí, en la cresta de la
ola, Jordi González.

TRAYECTORIA PROFESIONAL: Jaume Arias (La Vanguardia)
Por toda una vida entregada al periodismo, al trabajo oscuro, paciente y
excitante, en la redacción de un gran periódico como la Vanguardia, y seguir
dando ejemplo de su magisterio, su bonhomía, su constancia y su buen hacer.

DEPORTE: SELECCIÓN ESPAÑOLA BALONCESTO
Por demostrar que también el baloncesto es un deporte cien por cien español,
como lo ha evidenciado su reciente éxito en el Eurobasket. Esperemos que
este premio sirva como aliciente para llegar a ser la mejor del mundo


Hace poco más de dos años, tras recibir emocionado el Premio Periodismo y Derechos Humanos de la APDHE, anuncié la intención de crear una red internacional de periodismo con enfoque de derechos humanos y con la atención puesta en los “nadies”, los que “valen menos que la bala que los mata”, según Eduardo Galeano. Se trataba de convertir en acción las palabras del Manifiesto Periodismo y Derechos Humanos que unos meses antes promovimos en el 12º Encuentro de Foto y Periodismo de Gijón que dirijo.

Hace un año ya, después de muchas aventuras y trabajo, que aquella bonita y mera idea se convirtió en una realidad, Periodismo Humano. Desde entonces hemos estado volcados 18 horas al día en el proyecto, publicando diariamente este nuevo medio digital, revolucionario en la forma y en los contenidos. Es periodismo profesional de calidad humana y sin ánimo de lucro.

Entendemos el periodismo como función social y al servicio de los ciudadanos y no de otros intereses. Estamos demostrando que sí se puede, que hacer otro periodismo es posible y que hay una gran parte de la sociedad civil que lo demanda y lo necesita. Hoy ya no necesitamos rotativas, ni antenas millonarias, podemos llegar a millones de personas con las nuevas tecnologías.  Decenas de periodistas nos dicen que quisieran trabajar con nosotros y decenas de cooperantes, activistas y ciudadanos nos felicitan diariamente.

En los últimos meses nos han otorgado cinco premios y medio, tan diferentes y complementarios a la vez como el Premio Libertad de Expresión 2010 de la Asociación de Periodistas de Almería,  el Premio Bitácoras de Periodismo 2010 de los bloggers hispanos y el Premio Memoria Necesaria 2010 de la Fundación Triángulo, LGTB de Extremadura, hemos sido finalistas en el II Premio Proteus de Ética 2010,  el Premio Europeo a la Excelencia en Periodismo 2011 ha sido concedido a un reportaje de Majo Siscar, nuestra corresponsal en México y el Premio Porquet de Periodismo le ha sido entregado recientemente a nuestra corresponsal en Beirut, Mónica G. Prieto.

Por otra parte notamos el afecto, apoyo y felicitaciones continuas de una gran cantidad de organizaciones de la sociedad civil, cansados del comportamiento de la mayoría los Medios de Comunicación Tradicionales (MCT). Algunas de ellas, como MSF, Amnistía y Greenpeace tienen su espacio propio dentro de periodismohumano.com y estamos buscando nuevas fórmulas de colaboración con organizaciones, fundaciones e instituciones. Hay cinco universidades españolas que creen en el proyecto Periodismo Humano y lo apoyan con convenios y su presencia moral.

En  pocos meses Periodismo Humano se ha convertido en un nuevo modelo de periodismo, de referencia, de prestigio, de credibilidad, honesto, veraz, independiente, respetable y respetado. Diversas instituciones y organizaciones se nutren de nuestras informaciones, así como centenares de blogs y redes sociales. Tenemos  11.000 seguidores en Twitter que redistribuyen nuestros contenidos y en Facebook más de 33.000 personas son fans de periodismo humano, compitiendo con medios como El Mundo, ABC , Público o El País o la BBC en español. Cada día casi cien personas nuevas se suman a nuestro Facebook y el perfil de nuestros lectores está entre los 25 y 44 años, predominando las mujeres.  En dos programas de radios públicas, Radio3 de RNE y COM Radio (Catalunya) nos solicitan nuestros contenidos semanalmente para sus oyentes, por su calidad y su originalidad.

Con más de 2.000 reportajes y noticias publicados, y aunque no queremos entrar en el juego de cifras de tráfico de visitas y usuarios, podemos decir que ya son varios millones las páginas vistas y cientos de miles los usuarios de Periodismo Humano en este año. No apostamos por la cantidad sino por la calidad, por los contenidos propios y originales y no el corta y pega, no usamos información basura para aumentar las visitas, así que Belén Esteban y cia. no tienen espacio.

Nuestras secciones son Mujer, Cooperación, Migración, Economía, Culturas y no existen espacios para los asuntos de deportes, pasarelas, sucesos escabrosos y corazones rosas. La Comunicación y la Educación para el Desarrollo ya no son solo carne de sesudos seminarios de expertos sino una realidad comprobable.

La nave va, viento en popa y a toda vela, con un esfuerzo muy grande de todo el equipo de 25 periodistas, corresponsales, colaboradores y analistas, especialmente de Patricia Simón, Lydia Molina y Juan Luis Sánchez. Creemos que la información no es una mercancía y sí un derecho y que los “nadies” también tienen derecho a saber, por eso queremos mantener Periodismo Humano en abierto -aunque algunas webs de medios tradicionales ya están siendo cerradas y muchas serán de pago en un próximo futuro-.

Los periodistas también comen y el periodismo cuesta, por eso queremos que Periodismo Humano sea financiado por la sociedad, por los ciudadanos, por las organizaciones e instituciones que crean que la información de calidad es tan importante como la educación o la sanidad.  Por eso os damos las gracias a quienes habéis contribuido a hacer posible que Periodismo Humano haya existido durante todo un año. Os pedimos a todos vuestro apoyo económico para seguir existiendo y poder hacer ese periodismo que os gusta y nos encanta hacer. Solos no podemos.


por Álvaro Vicente Palazón

Abordar al periodista Jon Lee Anderson en la puerta, a punto de dar una conferencia, con uno de sus libros, “La caída de Bagdad” (Anagrama), en la mano le hace sonreír. Creo que espera que le pida una firma. No ha reparado en que en mi otra mano sujeto una pequeña grabadora. Quiero una entrevista.

El idioma no será problema, Jon maneja un amplio español. Habla con la cadencia y el pulso de sus crónicas. De manera fluida, interrumpido por breves pausas que le permiten calcular las próximas palabras mientras deja espacio para asimilar la tensión de las escenas que narra. Un suave seseo, la entonación norteña y el espeto de algún que otro chévere delatan una precoz formación al otro lado del Atlántico a la que se mantiene fiel. Precisamente empezó como reportero en la redacción de “The Lima Times”. Es más, fue en Sudamérica donde Jon Lee Anderson se inició como periodista de guerra. Porque al fin y al cabo ha venido a eso, a hablar de guerra.

Soldados de EEUU de patrulla en Afganistán. (AP / David Guttenfelder)

Soldados de EEUU de patrulla en Afganistán. (AP / David Guttenfelder)

Más adelante, en la propia conferencia, recuerda los conflictos de El Salvador, Nicaragua y Centroamérica como las primeras guerras que cubrió. Desde entonces -han pasado ya 30 años- Anderson se ha revelado como un periodista ecléctico. Ha cubierto catástrofes (el huracán Katrina y más recientemente el devastador terremoto de Haití), ha radiografiado ciudades, aldeas y barrios (desde las favelas de Rio hasta Mogadiscio, capital de Somalia), ha cultivado el reportaje, la opinión, la biografía y un género en el que ha acuñado un método propio, la semblanza. Quizá explique esto su renuencia a etiquetarse como “periodista de guerra”, pero no puede evitar reconocer que su carrera periodística “se ha visto matizada por las guerras, con pausas para escribir libros periodísticos, biografías…”. No obstante, pausas relativamente poco frecuentes desde hace unos diez años en los que ha trabajado como corresponsal para “The New Yorker” en territorios como Irak o Afganistán.

Tras los atentados del 11 de septiembre enfocas tu carrera periodística en la crónica de guerra, ¿qué cambió aquel día?

Yo me marché a la guerra, sentí no solamente que el mundo iba a cambiar, sentí la compulsión de estar en un momento histórico y necesitaba acompañarlo, atestiguarlo.

Mi vida cambió. Ya ha vuelto a sus cauces, pero durante cinco años mi vida estuvo en guerra, no hice otra cosa que estar en guerra. Tenía una especie de sentimiento de obligación. No es que abandonara a mi familia, pero lo consideré de gran importancia. Cambió mi vida.

Supongo que tu primer contacto con la guerra, aunque como espectador lejano, fue durante el conflicto con Vietnam, ¿cómo lo viviste?
Yo era un niño cuando la guerra de Vietnam. Me ayudo a concienciarme, mi conciencia política, mi sensibilización social se despierta con Vietnam y con las luchas de derechos civiles de la población afroamericana en EEUU. Pero como periodista empiezo a curtirme en la posguerra de Vietnam, en esa primera generación posterior, abiertamente contraria a la política y a la conducta exterior norteamericana. Los de mi generación nos consideramos casi como los fiscales ambulatorios del gobierno norteamericano (ríe).

 Soldados de EEUU en Afganistán (AP / David Guttenfelder)

Soldados de EEUU en Afganistán (AP / David Guttenfelder)

Precisamente la Guerra de Vietnam marca un punto de inflexión en la cobertura mediática de los conflictos armados. No ha vuelto a repetirse la libertad de prensa, de movimiento… que las autoridades norteamericanas permitieron entonces.
Yo creo que es más bien un error de juicio, de percepción. La guerra de Vietnam, en cuanto a la intervención norteamericana en el país, duró trece años, desde mediados de los sesenta hasta mediados de los setenta. La mayoría de los periodistas que cubrieron Vietnam lo hicieron empotrados junto a las tropas, como en gran parte de las guerras anteriores en otros países. Ese modelo empezó a resquebrajarse en Vietnam, hubo algunos que hicieron reportajes sobre la sociedad vietnamita, pero la gran mayoría de los reporteros lo hizo junto a los soldados. No es que a partir de entonces se hayan vuelto más restrictivos, han seguido una política de mayor acercamiento, mayor tacto psicológico con el periodista. Es decir, hoy en día puedes ir a las guerras de Irak y Afganistán empotrado con las tropas norteamericanas o las de la OTAN y no te censuran. Piden que no reveles cuestiones de inteligencia militar que puedan amenazar la seguridad de la tropa, como el lugar exacto en el que escribes tu crónica. Que no avises de la muerte de algún soldado antes de que pueda ser notificado a sus familiares. O bien que si asistes a una reunión “clasificada” no la desclasifiques.

Soldados de EEUU transportan un compañero herido. (AP / David Guttenfelder)

Soldados de EEUU transportan un compañero herido. (AP / David Guttenfelder)

Ellos no necesitan censurarte, en la práctica caes en una especie de Síndrome de Estocolmo. Ocurre cuando uno anda diez días o dos semanas con unos soldados que arriesgan su vida para protegerte en un ambiente inhóspito, se crean lazos afectivos de grupo, sobre todo si son del país de uno, de su misma cultura, religión, idioma. Eso hace que uno se autocensure, sin que se lo pidan. Es muy envolvente.

Éste es, en concreto, el eje de la conferencia que imparte, invitado por la Obra Social La Caixa, en Madrid y Barcelona; “El reto de contar la verdad en plena guerra”. Anderson reconoce que “igual que la censura, cualquier imposición en nosotros duele y nos resentimos” pero aún así “buena parte de los nuevos periodistas no conocen otra forma de cubrir la guerra que no sea el empotramiento, nunca han sido free lance, deambulando solos entre ambos bandos”.

Hoy en día la cobertura de guerras como las de Irak o Afganistán procede casi en exclusiva de periodistas empotrados. Frente a esta forma de cubrir la guerra, el veterano periodista se muestra algo escéptico. “No es carente de ética hacerlo, y es más uno tiene todo a mano. Casi siempre le suministran comida, seguridad y transporte. En momentos difíciles viene muy bien a los periodistas, aunque acabas pasando las mismas penurias que las tropas; marchas nocturnas, peligros… Por supuesto hay un trueque, pero es implícito. A lo que voy es que no necesitan imponer una censura dura y draconiana porque entienden que ésta va implícita en la relación que establecen”. Y sentencia; “eso pende sobre toda la noticia. Es bueno tenerlo en cuenta.”

Sin embargo, reconoce que “muchas de las cosas que sabemos que han ocurrido en las guerras de la última década provienen de periodistas empotrados, los que supuestamente están bajo la sumisión del Pentágono o de uno de los ejércitos en guerra en el mundo con interés por ocultar sus verdades y sus desmanes.”

Acompañar a las tropas ofrece otra ventaja, la de conocer de primera mano el rumbo de la ofensiva, los próximos pasos de la campaña. La de estar ahí para contarlo desde el principio. Ya curtido en todo esto a fuerza de haberla enfrentado en años, Jon deshace mitos; “por más bien que preparas una operación militar… la guerra es como un virus que escapa del laboratorio, la violencia es como un organismo malévolo que busca clonarse, crea efectos que no puedes visualizar”. La crónica nunca puede escribirse antes de tiempo.

En cada uno de los conflictos a los que ha dado cobertura, también en el reciente caso de Haití, el reportero ha buscado “gente de confianza que conozca las hostilidades del terreno”. Ha acompañado a tropas de su propio país pero a menudo ha enfrentado el camino por cuenta propia, ha sentido la tierra bajo las uñas. Para Anderson convertirse  en “embedded reporter” de manera permanente, en un sempiterno periodista empotrado, “es uno de los muchos desafíos éticos que podríamos calificar de obstáculos para que se tenga información imparcial desde los conflictos”.

No es el único desafío del periodista de conflictos armados. Jon reconoce los compromisos, las obligaciones inherentes a su condición de relator de guerra.

 David Guttenfelder, 12º Premio Internacional de Fotoperiodismo "Ciudad de Gijón" 2008.  Guerra en Afganistán.

David Guttenfelder, 12º Premio Internacional de Fotoperiodismo "Ciudad de Gijón" 2008. Guerra en Afganistán.

La sociedad empieza a inmunizarse contra la barbarie, las noticias que llegan de Afganistán e Irak ya no sorprenden a nadie y parece que la atención que generan es cada vez menor. ¿Cómo conseguir desde el periodismo reestablecer el interés y combatir la apatía de la sociedad?

Sí, es un reto mayor y no sé si tengo la clave mágica. Creo que utilizando distintos géneros; documentales largometrajes con componentes de entretenimiento o de narrativa visual. También obras periodísticas gráficas como “Vals con Bashir” o “Persépolis” son formas de llegar a un público más amplio, educados en base a una manera distinta de recibir las noticias. Creo que hay que probar todos los medios posibles para que lo que pase en el mundo siga incidiendo. Yo estoy dispuesto a que, si veo que la gente no lee mis crónicas en “The New Yorker” y asimismo no son reproducidas en otros países como España, estoy dispuesto a trabajar con un dibujante y hacer un libro gráfico si de esa manera llega a más gente, a los jóvenes. Yo hago de todo. Si es creativo, ¿por qué no? Creo que estamos en momentos nuevos, interesantes, que implican ciertas dificultades pero nos ofrecen nuevas posibilidades.

La reciente comisión Chilcot en el Reino Unido, y otra paralela en Holanda ya conclusa, se han propuesto esclarecer los motivos que impulsaron a ambos gobiernos a participar en la invasión de Irak así como dictaminar si ésta fue legal o no. ¿Ha jugado la prensa este papel en los Estados Unidos?

(Calla, pensativo). Los mismos diarios se han encargado de fiscalizarse. “The New York Times” ha hecho unos mea culpa en público bastante desgarradores, lo único que no ha hecho es arrancarse los pelos del pecho. En EEUU la prensa es muy abierta y se ha encargado de fiscalizarse. Aún así no se ha llegado a hacer lo que están haciendo en Inglaterra ahora y yo creo que sí, hay que hacerlo. Quizá no sea éste el momento, pero sí, es bueno que lo hagan. No sólo por la motivación de la guerra de Irak, por muchas cosas. Para mí Bush ha de ser enjuiciado y Cheney debe ir a la cárcel. Que un ex-vicepresidente de los EEUU sea más conocido por sus argumentos a favor de la tortura es una vergüenza, ha de ser amonestado por lo menos. Sí, es una deuda pendiente que tienen con nosotros.

Y a todo esto me surge una breve pregunta que languidece ya antes de escaparse, ¿cuando será el momento? Pero para entonces Jon es requerido por los encargados del Caixa Fórum y dejo que mi pregunta se apague.


Entrevista a Enric González.

Su talento de pluma afilada y espíritu independiente le valieron el pasado 2009 el Premio Cerecedo, concedido por sus colegas europeos.  Ha sido corresponsal en Nueva York, Londres, Washington, París y Roma. Enric González ha aprendido a reír a la par que ha conocido el lado más oscuro en Ruanda, la guerra del Golfo o el septiembre neoyorquino del 2001. Hasta finales del año pasado sus lectores pudieron seguir sus agudas reflexiones en la columna de la antepenúltima de El País, el diario que le acaba de enviar como corresponsal a Jerusalén.

Hace unas semanas el programa TESIS de Canal Sur 2, se encontró con Enric durante su visita a la Universidad de Córdoba para participar en el ciclo El siglo XX: modernidad, barbarie y democracia. El resultado, esta entrevista en la que habla de su carrera y la actual situación de la información, entre el espectáculo y el negocio.

Vía Periodismo Preventivo

La revista colombiana que desveló, gracias a un curtido equipo de periodistas de investigación, la parapolítica colombiana, es decir, el vínculo entre muchos políticos y miembros del Gobierno de Uribe con el paramilitarismo; los falsos positivos, es decir, los asesinatos de civiles por parte del Ejército que luego son presentados como miembros de la guerrilla para conseguir ascensos y parabienes, así como para demostrar a la ciudadanía el éxito de la lucha contra las guerrillas; la concesión de subsidios agrarios a jefes del paramilitarismo, entre otros, ha sido cerrada por sus dueños, la Casa Editorial El Tiempo del grupo español Planeta.

La revista Cambio nació en los noventa como una filial del periódico español Cambio 16, pero poco más tarde fue adquirida por una editorial en la que participaba García Márquez, quien la dirigió durante algunos años y donde escribió algunos de sus mejores trabajos periodísticos. El 3 de febrero, su propietaria la Casa Editorial Tiempo anunció que esta revista semanal pasaría a publicarse mensualmente y que dejaría de ser un medio de análisis político para dedicarse al entretenimiento. Argumentaban problemas económicos aunque según su editora Jefa, María Elvira Samper, “fuimos víctimas de ejecuciones extrajudiciales y presentados como muertos en el combate de las cifras. Pero hay mucho más que eso”.  Numerosos organismos nacionales e internacionales apuntan a que  la decisión se ha adoptado por tratarse de un medio crítico con el gobierno de Uribe y porque estamos en vísperas de las elecciones, a las que pretende volver a presentarse modificando la Constitución, y de una adjudicación de un canal televisivo mediante un concurso en el que el Grupo Planeta es candidato. El grupo español Prisa también compite por este canal.

El periodista Hollman Morris, que denunció la semana pasada la persecución y amenazas por parte de una agencia estatal de las que ha sido víctima, ha entrevistado a la editora jefa de la revista Cambio.

Imagen de previsualización de YouTube

Una de las pruebas encontradas por la Fiscalía que vinculan al DAS con la campaña de terror y desprestigio llevada a cabo contra Hollman Morris

Una de las pruebas encontradas por la Fiscalía en las dependencias del DAS.

El presidente Álvaro Uribe Vélez es el máximo y directo responsable de los actos criminales ejecutados por el Grupo de Inteligencia Estratégica 3 en contra del periodismo y la libre expresión en el país, y debe pedir perdón públicamente por los ataques que durante su gobierno y desde el DAS se han cometido contra periodistas en Colombia”.

Así se han expresado hoy, día del Periodista en Colombia, dos de los reporteros más reconocidos en este país, Hollman MorrisClaudia Duque, durante la rueda de prensa que han dado en la Universidad Javeriana de Bogotá para denunciar la persecución policial secreta a la que llevan sometidos desde hace años. Las pruebas y los testimonios judiciales que han presentado y que se encuentran en poder de la Fiscalía General y la Corte Suprema de Justicia “son contundentes en señalar la responsabilidad del jefe del Estado, por acción y omisión, en la persecución contra más de 300 personas entre miembros de ONGs, periodistas, magistrados y líderes de la oposición” según han explicado.

Entrevista de Hollman Morris en Radio W momentos antes de la rueda de prensa:

[audio:http://blip.tv/file/get/Pmasdh-EntrevistaAHollmanMorrisEnWRadio942.mp3]

Hollman Morris, premiado como defensor del año 2007 por Human Right Watch, entre otros, ha trabajado para los medios de comunicación más importantes de Colombia, es corresponsal de Radio Francia Internacional y desde 2003 es el director del programa Contravía, reconocido internacionalmente por sus reportajes sobre las distintas facetas y actores del conflicto colombiano. En 2003, Hollman Morris y Claudia Duque, de cuya situación en peligro ya informamos en P+DH, elaboraron un documental en el que se demostraba la existencia de un montaje puesto en marcha por el Departamento Administrativo de Seguridad Colombiano (DAS) para desviar la investigación sobre el asesinato del periodista y humorista más conocido en aquel momento en Colombia, Jaime Garzón.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde entonces, la persecución contra ambos reporteros y sus familias se incrementó. En el caso de Hollman Morris, según las pruebas referenciadas por los periodistas, el DAS diseñó una campaña de desprestigio nacional e internacional que incluía la elaboración de un video que lo señalaba como miembro de la guerrilla. “Según las pruebas en poder de la Fiscalía, al parecer serían ejecutadas en coordinación con el Ejército nacional y las AUC (los paramilitares). El DAS tenía planeado“bloquear” la financiación internacional del programa Contravía y la obtención de visas para otros países (…)”.

En el caso de Claudia Duque, después de años de amenazas que la llevaron al exilio, la Fiscalía encontró pruebas que demostraban que el DAS había desarrollado un protocolo de actuación para infundirle terror y en el que se especificaba cómo realizar las llamadas telefónicas o las cosas que debían decirle, como que iban a violar y a quemar viva a su hija de diez años.

Los dos periodistas han acusado directamente a Álvaro Uribe de su situación, puesto que “la Constitución de Colombia define que el DAS actuará bajo la dirección del Presidente de la República, responsable del nombramiento del director”. Cuatro de los cinco responsables del DAS en el gobierno de Uribe han salido del organismo por graves escándalos de paramilitarismo, persecución política y espionaje ilegal. El exdirector del DAS, Jorge Noguera, a quien vemos en el documental sobre el asesinato de Jaime Garzón, y que en la actualidad está siendo juzgado por paramilitarismo y homicidio, confesó la semana pasada haber recibido órdenes de Uribe para el nombramiento de José Miguel Narváez como subdirector del DAS, responsable en la práctica del ente  y vinculado en la investigación por el asesinato del periodista Jaime Garzón y del senador Manuel Cepeda Vargas.

El presidente Uribe ha admitido haber ordenado al DAS “hacerle inteligencia al terrorismo”. Sin embargo, como llevan años denunciando grupos de defensores de los Derechos Humanos y de periodistas, el problema es qué considera Uribe terrorismo. Según el infome de Human Rights Watch de 2009, “un motivo fundamental de la inseguridad de los defensores de derechos humanos radica en la estigmatización y el señalamiento sistemáticos de que son objeto por parte de funcionarios del Gobierno, [quienes los acusan de] ‘terroristas’ o ‘guerrilleros’”. De hecho tras un discurso presidencial en septiembre de 2003 contra los defensores de derechos humanos, un documento interno del DAS calificó a Claudia Duque como “traficante de derechos humanos”. Los ataques públicos contra Hollman Morris por parte del presidente Uribe son conocidos popularmente en Colombia. Le ha acusado de “hacer alianzas con el terrorismo para grabar atentados”, pidió que se le investigara penalmente por “entrevistar bajo presión”policías y soldados recién liberados por las FARC, acusó a la OEA y a la ONU de no ser imparciales con la valoración que hicieron del proceder del periodista, pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que retirase las medidas de protección cautelares que le han otorgado al reportero, y le acusó de evadir la protección del Estado para viajar a encuentros con la guerrilla. El ex Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo de él que era “afín a las FARC”. Inmediatamente recibió 50 e-mails amenazándole. Meses después, la Fiscalía archivó la investigación contra Hollman Morris, admitiendo que había obrado conforme a la ética periodística.

Día del periodista en Colombia: “En Colombia son empresarios quienes destruyen sus propios medios para congraciarse con el gobierno”

“Contrario a la campaña internacional que realiza el gobierno nacional sobre el “existoso” modelo colombiano para la protección de periodistas, las cifras demuestran un preocupante aumento de los ataques contra los informadores: mientras en el año 2007 la Federación Colombiana de Periodistas (FECOLPER) y el Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, registró 97 agresiones contra el ejercicio periodístico y durante el 2008 110, el año pasado los ataques denunciados por periodistas ascendieron a 167″.

Con esta frase comienza el informe que FECOLPER ha publicado con motivo del día del Periodista en Colombia. Y siguen sumando. Sobre el cierre de la famosa revista Cambio apuntan “un secreto a voces que se trata de una determinación política para castigar la independencia del medio frente al gobierno nacional. Resulta paradójico que mientras en otros países los gobiernos ejecutan la censura con el cierre de medios, en Colombia son empresarios quienes destruyen sus propios medios para congraciarse con el gobierno”. Tanto la revista como el diario Hoy, que también ha cerrado, son propiedad del grupo español Planeta que compite con el también grupo español PRISA por la concesión de un canal de televisión por parte del gobierno.

Más. Los procesos judiciales que sufrieron 9 reconocidos periodistas en 2009, 5 de ellos con la demanda del magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Alfredo Escobar Araújo “quien a pesar de su reconocida amistad con un extraditado miembro de la mafia italiana -de quien recibió regalos según consta en grabaciones- consideró mancillado su buen nombre, cuando los columnistas hicieron mención al tema”, apunta FECOLPER.

Y como fin de fiesta de la celebración del día del periodista, el fallo que se comunicará mañana de la demanda en contra del periodista, escritor y sociólogo Alfredo Molano por delito de injuria y calumnia, hecha por miembros de una reconocida familia de políticos, dos de cuyos miembros tuvieron orden de captura en su contra y uno se encuentra tras las rejas. “Pasamos del crimen, del asesinato, a la limitación y la autocensura, y luego a llevar a los periodistas a los tribunales; me parece que ahí hay una concatenación interna, sólida y peligrosa”, advierte Molano en una entrevista realizada por Radio Nederland.


El pasado viernes publicamos en P+DH un reportaje que destapó las comisiones que los bancos están cobrando por algunas de las transferencias a las ONG que trabajan en Haití. Con el paso de las horas y los días, esa información ha recorrido la red hasta llegar a las portadas y comentarios de la mayoría de los grandes medios de comunicación. El asunto ha provocado incluso reacciones por parte del Gobierno, como reconoció en rueda de prensa la vicepresidenta De la Vega, y de las asociaciones de consumidores, a lo que se suma el propósito de enmienda de la patronal de la banca, que ha reconocido su error y afirma que devolverá el dinero cobrado a quien lo reclame.

Viñeta de Mauro Entrialgo en Público

Viñeta de Mauro Entrialgo en Público

P+DH es todavía – a la espera de que demos a luz a periodismohumano.com – un pequeño laboratorio, un campo de pruebas, y la experiencia que hemos vivido durante estos días ha cristalizado en algunas conclusiones que queremos compartir con vosotros:

Sí que se puede

Sí que es posible elaborar una agenda de temas de actualidad que abra el espectro, que cambie el enfoque y los temas. Puede que la noticia de las comisiones bancarias no sea el mayor exponente de silencio mediático, pero sí un muy buen ejemplo de cómo hay ciertos ángulos muertos que, una vez que alguien ilumina, despiertan el interés general. Somos un reducido grupo de periodistas y estamos lejos de los recursos de los grandes medios. Pero, con apoyo de la sociedad civil, sí que se puede. Es la sociedad – sus individuos o sus organizaciones – la que una vez informada corre la voz, protesta, se queja y fuerza los cambios.

Otro ecosistema de la información

El miércoles un usuario de twitter fue quien nos dió la pista de lo que podría estar pasando, porque ya había pasado antes, y comenzamos a investigar. Durante el jueves se siguió trabajando en las comprobaciones y en los contactos con ONG, asociaciones y bancos. El reportaje fue publicado el viernes y fueron los lectores de P+DH los que, en Facebook, en Twitter y en menéame aportaron más casos que desmentían las versiones oficiales y difundieron la noticia de forma viral.

Mientras tanto, las asociaciones de consumidores y usuarios de banca, tras tener conocimiento de la información publicada en P+DH, decidieron denunciar la situación a través de diferentes comunicados, declaraciones y gestiones internas. A mediodía del viernes el asunto hace reaccionar públicamente al Gobierno y a los despachos de los principales bancos españoles. Todas esas reacciones fueron recabadas para un segundo artículo en P+DH.

A primera hora de la tarde, los lectores ya habían hecho del asunto uno de los más comentados en la red y fue entonces cuando los diarios digitales y algunos informativos de televisión empezaron a hacerse eco de la noticia, que ha ido difundiéndose durante todos estos días en practicamente todos los medios y en todos los formatos – también el humor gráfico.

A las personas les gusta estar con personas

Los lectores de P+DH se han expresado estos días en los comentarios con un sosiego, con un espíritu crítico y con un una confianza solo posible si tienen la impresión de estar dialogando con personas y no con máquinas. Han tomado la información como propia y se han tomado la molestia de conseguir y enviarnos pruebas de sus testimonios. En este ecosistema, con lectores que leen y se indignan no basta. A ellos, gracias.

Por tanto, seguiremos

Se puede, y se debe, hacer periodismo de calidad, independiente, veraz, honesto y con un enfoque más humano, cuyo hábitat sea ese nuevo ecosistema y relacionándose con gente deseando participar de él. Con esa información en la mano, los ciudadanos pueden y deben actuar para mejorar las cosas que no les gustan, incluso las que no les afectan personalmente.

Por eso seguiremos, por eso dentro de muy poco verá la luz Periodismo Humano, un proyecto de periodismo profesional que sólo será posible con el apoyo de los ciudadanos y la sociedad civil que piense que una información de calidad humana no sólo es posible, sino necesaria.

Enlaces relacionados:

¿Tu banco te cobra comisiones por ayudar a Haití? – el artículo original en P+DH publicado el viernes 15 de enero a las 10.00h, incluye declaraciones asociaciones de usuarios y consumidores.

Reacciones del Gobierno, la patronal de la banca y las asociaciones de usuarios – artículo de P+DH publicado el sábado 16 de enero.

<br /><br /> D <a href=”http://www.widgadget.com/widget/noticias-sobre-comisiones-bancarias”>Noticias sobre comisiones bancarias</a><br /> m <a href=”http://www.widgadget.com/g”>Widgadget</a> <a href=”http://www.widgadget.com/”>l</a>!


Israel deja de matar … de momento.

por Javier Bauluz. Publicado en PEG en domingo, enero 18, 2009

Hace dos minutos que la maquinaria de Israel ha dejado de matar en Gaza. De momento. Pero no se retiran y seguirá el conflicto. Es una buena noticia, sobre todo para quienes llevan semanas viviendo bajo el terror, encerrados en un campo de concentración o gheto de donde no pueden huir y donde pasan todo tipo de calamidades y necesidades básicas. El complejo de Scarlet O´Hara en “Lo que el viento se llevo” parece ser la única explicación al comportamiento inhumano de parte de los descendientes de los campos y ghetos nazis.

Afortunadamente para los palestinos ya tocaba cambiar de tercio, hoy o mañana, ante la venida del profeta negro Obama. Tenían que parar ya la fiesta gore para no aguar la celebración del ansiado cambio de ¿rumbo o sólo de Presidente? de los EEUU, el primo de Zumosol de Israel, amo y señor absoluto de los derechos humanos del planeta. Un patio ensangrentado y difícil para el nuevo líder del Imperio más odiado, junto a Israel, por una gran parte de los habitantes de este triste mundo donde los ricos van al cielo y los pobres se comen la miseria y su propia hambre.

Nadie en su sano juicio pensaría que ningún país puede hacer lo que hacen Israel y EEUU sin ser condenados y castigados por la famosa comunidad internacional que sólo actúa contundentemente cuando a aquellos les conviene. Patético. Tan patético como la triste figura del hipotético Presidente del mundo, el secretario general de la ONU, suplicando paz mientras a pocos kilómetros, al otro lado del infame muro de Israel, bombardeaban la cuarta escuela-refugio de la onu (con minúsculas). Una lluvia de fuego cayó sobre la escuela, sobre civiles, niños, mujeres, médicos y personal de la onu para celebrar el cercano fin de la orgía de sangre israelí.

“Afortunadamente” sólo murieros dos niños, su madre y otros cuatro palestinos “normalitos”, de esos a los que ya no impresiona a nadie que los maten, ya que ni siquiera son niños, aunque tal vez son padres, y pudiera ser que, tal vez, podrían ser conocidos de algún tipo que alguna vez saludó a su vecino de Hamás. Es decir, potenciales terroristas, de esos que tiran cohetes caseros que ya han matado a cuatro ciudadanos israelies, en los tiempos en que han asesinados más de 1.000 palestinos, sin el “ciudadanos”, por supuesto.

Entre ellos más de 300 niños que supongo que estarán en el limbo, felices al cesar su sufrimiento, terror y angustia propia de esos pequeños seres humanos que, como mi hijo y el tuyo, lo único que necesitan es sentirse protegidos y amados. Justo lo que los niños palestinos sienten cuando sus madres impotentes les abrazan en medio de las bombas cayendo.

“Si existe Dios estará llorando”, decía ayer un amigo israelí del médico y padre palestino que vió como mataban a tres de sus hijas y herían a otras dos en su propia casa, sólo unos momentos antes de entrar en antena de una televisión israelí a hablar de la necesidad de la coexistencia pacifica. Su llanto y sus gritos de dolor en directo angustiaron al periodista israelí y seguro que también a muchos israelíes de corazón limpio, de esos que se manifiestan contra la agresión mientras les llaman traidores en la calles, o de esos que se niegan a ser soldados que matan civiles.

También a aquellos judíos de todo el mundo que están horrorizados y avergonzados de lo que hacen sus hermanos con Gaza y que gritan a los cuatro viento !No en mi nombre¡. Esos otros judíos que tambien podrían ser acusados de antisemitas, igual que a quienes defienden los derechos humanos, por la perfecta maquinaria de propaganda israelí que manipula con eficacia germana los medios de comunicación y las almas de los crédulos.

Una vez más me siento orgulloso de pertenecer a la misma profesión que muchos de los colegas periodistas que han desafiado al miedo, la locura y tambien al dolor propio, ya que la mayoría de ellos son del pueblo palestino, para ser nuestros ojos y oídos dentro de ese campo de concentración de Gaza, al que Israel ha querido dejar sin testigos ni periodistas. Gracias, muchas gracias por vuestro coraje.

Ese periodismo con derechos humanos por el cual trabajamos y que queremos muchos periodistas y ciudadanos que ya firmamos el Manifiesto P+DH aunque, por miedo o interés, los grandes medios no quieran ni publicar las fotografías duras o las historias de los derechos de las personas anónimas que sufren las consecuencias de las decisiones de los que salen en portada encorbatados o encorbatadas.

Hoy he visto lo que para mí sería el próximo Premio Pulitzer. Las fotografías tomadas por Mohammed Abed bajo el fuego de los proyectiles israelíes que caían sobre su cabeza y las de los refugiados y médicos en la escuela de la onu. Creo que son el símbolo del coraje del periodista que necesita contar, a riesgo de su propia vida, lo que sucede a quienes se les niegan los derechos humanos.

Gaza: Un año después según MSF

Información sobre Gaza hoy


Un juez sin oposiciones condena a la cárcel a dos periodistas por una información veraz con nombres y apellidos y por ser publicada en internet.

¿Nos condenará por contar aquí cosas tan absurdamente surrealistas como las de este pequeño resumen irónico de las últimas semanas del año 2009,  s.XXI?

El director de Greenpeace preso por alterar la cena de una reina danesa

Mil manifestantes por el futuro del planeta son detenidos por la policía del pensamiento

Los politicos hablan, los líderes callan, no actúan o no existen

Ser homosexual es ser un criminal

Una mujer saharaui es expulsada de su propio país

Decenas de adolescentes son maltratados por sus cuidadores terapéuticos

Cien inmigrantes huyen del centro de acogida

Asesinos y torturadores siguen libres e impunes

Los africanos no pueden usar condones

El jefe de la ONU en huelga de hambre porque no le hacen caso

En Europa se enjaula a cientos de niños inmigrantes

El muro más grande del mundo sigue en pie

Etc.

Feliz Navidad, sobre a todo a los que creéis que un periodismo humano es necesario y posible.

(Si la autoridad y el tiempo no lo impiden)